Archives de catégorie : A propos de…

Les morts trouvés – 1806 à 1825 – Primera parte

MOURIR A BAYONNE

La historia de la historia

Cada historia tiene su propia historia. La historia de esta historia – corta y desbordante de casualidades – comenzó con la Ley del divorcio en Francia, adoptada el 20 de septiembre de 1792. El principio defendido por sus impulsores era simple: el matrimonio no era un sacramento (es decir algo divino e imposible de romper por el hombre) sino que un contrato social entre dos personas libres. En consecuencia, las dos personas que habían consentido firmar ese contrato también podían disolverlo.

La Nive

Se establecieron como causas para el divorcio el abandono del hogar comun, la incompatibilidad de caracteres, el consentimiento mutuo, la demencia, la ausencia durante cinco años sin noticias (algo especialmente comun entre quienes emigraban), los malos tratos o la condena penal por delitos graves, la difamación pública y el adulterio.

Continuer la lecture

Les morts trouvés – 1806 à 1825 – Segunda parte

MOURIR A BAYONNE

Morir por mala suerte

Dentro del grupo de los muertos vestidos, que era el más importante cuantitativamente, podemos hacer una nueva distinción. Por un lado tenemos a los accidentados, en su gran mayoría víctimas del consumo de alcohol. Este dato es clave y explica porqué tantos marineros caían al agua. A veces, aunque muy pocas, el comisario de turno anotaba en su Procès verbal que alguien ”s’était noyé en allant à bord etant pris du vin”… A esta categoría pertenecían otros grupos de personas que, ebrias, terminaban en el agua.

Pero dentro de la sección ”Tombés dans l’eau” estaban, también, quienes morían por una banalidad, por un mal cálculo o por una desmesurada mala suerte. El miércoles 23 de agosto de 1820, un joven de unos 25 años de edad, conocido como Peillo y nacido en St Jean de Luz, caminaba por la orilla del Nive. Vestía camisa y pantalones de tela negra, gilet rojo, calcetines y zapatos. En sus bolsillos atesoraba dos monedas de seis livres cada una, una de dos francos y otra de un franco, además de algunas de menor valor. También tenía un pañuelo en quadrillé blanco y rojo ”et un couteau à plusieurs lames”.

Continuer la lecture

Les morts trouvés – 1806 à 1825 – Tercera parte

MOURIR A BAYONNE

Suicidios de manual

El 14 de marzo de 1820 fue rescatado del Adour el cuerpo de Jean Cazenave, llamado Gelos por su sitio de nacimiento. El cadaver llevaba meses en el agua y estaba en mal estado. Pero se sabía con exactitud que Gelos se había ahogado el 23 de diciembre pasado. ¿Cómo podía ser conocida la fecha? Porque ese día, antes de tirarse al agua, Gelos había dejado prolijamente acomodados sobre el muelle de Allées Marines el redingot, los zapatos, el gilet y el sombrero. El hombre ya no precisaba ninguna de esas prendas y seguramente pensó que era una pena que las mismas se estropearan. El comisario Duverdier se limitó a constatar los datos nombrados, sentenciando en su informe que Gelos había muerto por submersión.

La decisión de dictaminar que la causa de muerte había sido la submersión era usada incluso en el caso de que varios testigos presenciasen el momento exacto en que alguien se arrojaba voluntariamente al río. El 28 de noviembre de 1814, el comisario Dirassen recibió ”l’avis qu’une personne de tomber où de se jetter dans l’Adour”. Jean Pierre Clerigo, capitán de la nave La Marie Joseph, le informó al comisario que había oído gritos y visto a una mujer que se ahogaba. Ordenó a sus hombres que la rescataran pero las fuertes corrientes lo impidieron, arrastrando el cuerpo en dirección a Allées Marines. Los hombres de Clerigo lograron alcanzarla a la altura de la Verrerie de Blancquignong y comprobaron que estaba muerta. A pesar de eso, Dirassen ordenó que se llevara a la mujer lo antes posible al Hospicio Civil. Todos los esfuerzos hechos por el doctor Etienne Delissalde, cirujano jefe del Hospicio, fueron inútiles: ”la personne était absolument privée de la vie”.

Continuer la lecture

Les morts trouvés – 1806 à 1825 – Cuarta parte

MOURIR A BAYONNE

La poche de Paff

La mayoría de las víctimas eran identificadas por vecinos, familiares o compañeros de trabajo. Varios de los ahogados encontrados desnudos, por ejemplo, fueron reconocidos por sus compañeros bañistas. Pero la larga permanencia en el agua desfiguraba las facciones y complicaba notablemente la identificación de las víctimas. En ese caso, a las autoridades involucradas les quedaba la esperanza de encontrar indicios sobre el muerto en posibles iniciales (”marques”) grabadas en un pañuelo o una camisa o entonces en objetos en el interior de los bolsillos. Justamente los bolsillos eran una valiosa fuente de datos a la hora de fijar una identidad.

Jacques Joseph Delly, de Calais, tenía consigo una amplia documentación. Su larga permanencia en el agua obligó al comisario a secar los papeles antes de poder leerlos y es realmente asombroso que lo haya logrado. Delly había trabajado en la caballeriza de un aristócrata y recibía una pensión mensual de 133 francos. Con el resto de los documentos se habría podido reconstruir su vida. Otros llevaban consigo tantos avisos para el pago de impuestos que cabe imaginar que la mala situación económica hubiese sido el detonante detrás de su decisión fatal.

Continuer la lecture

Les morts trouvés – 1806 à 1825 – Quinta parte

MOURIR A BAYONNE

Cherchez la femme – Petiton et Marguerite

En una ocasión, la pista para seguir investigando, si es que se ambicionaba hacerlo, no la ofrecieron los vecinos ni las vestimentas ni los bolsillos de la víctima sino que su propia piel. El 24 de marzo de 1816 se rescató del Adour un cuerpo masculino. Arnaud Haydot, un portefaix que vivía en Rue Pontrique 12 y que llegó hasta Port de Suzeye, dijo saber que el portador de los tatuajes era conocido como Petiton, batelier en el puerto de Bayonne.

Petiton llevaba puestos una camisa, un chaleco de lana oscura, dos pares de pantalones de tela, zapatos, calcetines de lana, un pañuelo a rayas amarillas, azules y rojas en torno al cuello y otro blanco en el bolsillo del chaleco. Fabien Duverdier le asignó a la víctima ”de 43 a 44 años” de edad y sentenció en colaboración con el doctor Cestac que la misma llevaba entre quince y veinte días en el agua. Una vez desnudado, los presentes descubrieron en el cadaver dos tatuajes. El del brazo derecho mostraba un cuerpo de mujer y la cola de una serpiente, el del brazo izquierdo representaba dos corazones y un nombre de mujer: Marguerite.

Continuer la lecture

Les morts trouvés – 1806 à 1825 – Sexta parte

MOURIR A BAYONNE

Muertes con final injusto

La muerte es inevitable. Más allá de eso, puede también ser esperada o inesperada, temida o por el contrario deseada, incluso por quien la tiene que vivir. A veces, la muerte puede ser injusta. Siguiendo el curso del río Nive, debajo del Pont de Ronde, un vivo y un muerto esperaban al comisario el lunes 19 de mayo de 1811. El muerto, ahogado, era Jacques Ingrand, capitán del Regimiento de Infantería de Línea № 88, nacido en la lejana Pont sur Yonne 41 años antes. ”Après avoir fait retirer son habit d’uniforme, son épée et sa decoration de Légionnaire (…) nous avons pour servir è son inhumation dressé ce procès verbal”. Llama la atención la prisa de Dirassen. Quizás, teniendo en cuenta que un alto oficial del Ejército francés había elegido suicidarse vestido con su uniforme, su espada y su decoración de legionario, es decir con todos los símbolos de su honor personal, lo mejor era echarle la culpa al Nive y finalizar así el trámite. (El uniforme, la espada y la decoración de legionario fueron entregadas a las autoridades militares, el cuerpo fue inhumado en el cementerio local.

Más injusto aún es el destino del cuerpo rescatado del Adour a la altura de Mousserolles el 8 de noviembre de 1812. El ahogado vestía un uniforme militar con botones del vigésimoquinto Regimiento de Dragones, portaba galones de Maréchal de Logis y una decoración de la Legión de Honor. La documentación en los bolsillos confirmó todos esos datos y llevó a los investigadores a pensar que el oficial había estado de servicio en los campos de batalla de España. Pero hay en este caso algo que llama poderosamente la atención, y es que nadie mostró interés alguno en averiguar el nombre del muerto a pesar de todos los datos a disposición. Algunas preguntas parecen obligadas luego de más de dos siglos. Por ejemplo, ¿cuántos Maréchal de Logis con la Legión de Honor pertenecientes al Regimiento de Dragones podía haber en ese momento en Bayonne? ¿Por qué las autoridades policiales no tomaron contacto con sus colegas militares para identificar el cadaver de tal ilustre muerto? Debido a esa indolencia por parte del comisario Antonin Dirassen, el héroe del Ejército francés pasó a la historia como ”Cadavre d’homme inconnu trouvé noyé”. Se merecía más respeto.

Continuer la lecture

Un testament

Saint Etienne de Baïgorry

Recherche et texte de Marcos Cantera Carlomagno

Arnaud Broca nació en Bonnut el 10 de diciembre de 1743. En torno a 1770 emigró a Baïgorry y comenzó a trabajar como jardinero en el castillo de Echaux. El 18 de febrero de 1775 se casó, en Bonnut, con Marie Galin. Los Broca y los Galin estaban emparentados y fue necesario un permiso del obispo de Dax. Luego de la boda, la pareja se estableció en la vivienda del jardinero en el castillo de Echaux.

Un año más tarde nació Bernard, con el vicomte Bernard Caupenne d’Echaux como padrino. Luego fue el turno de Francois y en marzo de 1779 nació Marie. Un año más tarde, el 13 de octubre de 1780 vino al mundo Marguerite, cuya madrina fue la vicomtesse Marguerite Caupenne. 

Luego, se desencadenó la tragedia. Marie Galin murió a los 35 años antes de terminar octubre. Arnaud quedó solo con cuatro hijos, de los cuales una tenía un año y la otra dos semanas. Apareció así en escena Marie Barrou, con quien Arnaud se casó, pero la pareja no tuvo hijos. Imagino que Arnaud estaba preocupado por lo que podía pasar con su familia si él moría, así que el 26 de junio de 1788 fue a la casa de Michel Etcheverry para redactar su testamento. A los 43 años, se encontraba « en perfecto estado » en todo sentido, anotó el notario. Es obvio que el motivo de hacer su testamento era prevenir lo que podría suceder, solucionar eventuales problemas, anticiparse a los hechos.

Continuer la lecture

Anniversaire du blog

2012 – 2022

Mon blog a dix ans et 170 histoires d’émigrés, de nombreuses autres sont en attente mais je privilégie les recherches.

L’émigration, ma passion depuis plus de 20 ans !

Michel Cazabat, Jean Marie Noutary et Pierre Xans
(de g. à dr.)

En premier, je remercie mon mari de m’avoir offert un grand-père né en Uruguay et mon fils Stéphane qui voyant mes aptitudes en informatique se charge de publier.

Tout a commencé, par la rencontre de deux hommes dont je tiens à honorer la mémoire : Michel Cazabat et Pierre Xans, tous deux membres du CGPA.

Michel passionné de généalogie et féru en informatique m’a initiée aux logiciels, aux recherches, aux différents sites et surtout il était devenu un ami très cher et même un cousin d’après nos recherches. Son départ prématuré à 48 ans m’a beaucoup affectée ainsi que de nombreux membres de l’association.

Continuer la lecture

Nos cousins d’Amérique

Canton de Lagor – Article écrit pour la revue de l'association MCLVL

Je suis ravie d’avoir été contactée pour participer à ce numéro de la revue de MCLV, une association très active, conviviale composée de membres sympathiques et dont les données du site m’aident souvent pour mes recherches. Ni sociologue ni historienne, je suis une passionnée de l’émigration depuis que j’ai retrouvé la famille de mon mari béarnais en Argentine, Uruguay, Brésil et Mexique ; mon récit relatera les faits appris au cours de nombreux contacts avec des descendants d’émigrés.

Ramongassie de Sarpourenx à Buenos Aires

Trouver des cousins de l’autre côté de l’Océan, sans avoir aucune idée de leur existence, est une aventure différente que de les retrouver dans le village voisin ; tous ceux qui ont connu cette joie savent l’intensité de ces moments, mais cela n’égale en rien l’émotion des Argentins, Uruguayens ou Californiens qui viennent toucher le berceau de leurs racines : la terre, la maison, l’église où Il a été baptisé. Il, c’est lui, le premier émigrant, celui qui a eu le courage de partir. Les larmes rentrées, la phrase que j’ai le plus souvent entendue est : « Comment a-t-il pu quitter un aussi beau pays ? ». Quand on avait 20 ans en 1870, la beauté du paysage ne jouait pas vraiment un rôle dans la décision.

Continuer la lecture

Emigration basque en Amérique latine

Bayonne 5 et 6 juillet 2021 – IUT Bayonne, Université Bordeaux Montaigne

Après avoir retrouvé la famille de mon mari en Amérique Latine et après plusieurs voyages surtout en Argentine et Uruguay, je me suis passionnée pour le thème de l’émigration.

Celui qui ne l’a pas vécu peut difficilement ressentir la joie et l’émotion éprouvées à la rencontre de cousins dont on ne soupçonnait même pas l’existence. J’ai voulu que d’autres connaissent ce bonheur et je me suis lancée, à corps perdu, dans cette aventure. Le problème des descendants avides de retrouver leurs racines, venait du fait qu’ils ne connaissaient pas le village d’origine de leurs ancêtres émigrés entre 1840 et 1900.

Continuer la lecture