Lacoste Louis

Dognen

El tatarabuelo LACOSTE VIGNAU

Quién podía imaginar que tiempo después de obtener la nacionalidad francesa debido a circunstancias totalmente ajenas a mi ascendencia se me iba a ocurrir ahondar en el origen de mis ancestros y encontrar que Louis Lacoste había emigrado desde el Béarn en el año 1852, con 19 años.

Solamente había escuchado en mi familia que el apellido de mi madre era vasco-francés, pero no se me había dado más detalle y no creo que nadie hubiera mostrado interés particular en el asunto hasta ahora.

Ana, Sylvie, yo, Madeleine y René

Comenzando mis averiguaciones una tía me comentó que había escuchado decir que nuestros parientes venían del valle de Pau.

Con mucha paciencia y muchas horas de trabajo en Internet, fui hilando mi pasado como si se tratara de una obra de artesanía que se va creando por partes y se va ensamblando poco a poco. Recibí ayuda inestimable de gente como Anna Lalanne y Sylvie Lacamoire que aportaron datos de registros que yo desconocía, me enseñaron a interpretar algunas fuentes, y luego me acompañaron en las visitas a los pueblos donde vivieron mis ancestros.

También me ayudaron a contactar con los descendientes que fueron extendiendo la familia que quedó en la zona y me acompañaron a visitar a algunos de ellos que me recibieron muy amablemente.

DOGNEN

Jean LACOSTE, nacido en 1801 en Lay Lamidou y Marie Anne VIGNAU (o Marianne Ladousse), nacida en 1805, se casaron en Dognen y allí tuvieron seis hijos, Jean Baptiste (1829), Louis (1833), Marie (1836), Marie (1841), Pierre (1843) y Marie (1847).

En 1852, Louis LACOSTE se embarcó hacia Montevideo en el barco François Casimir y se instaló luego en la ciudad de Azul, provincia de Buenos Aires.

Pierre y Marie la más pequeña se instalaron también en la Provincia de Buenos Aires, ella en Azul como su hermano Louis y él en Tapalqué.

Luego de su casamiento en 1858, Jean Baptiste se instaló en Vielleségure con su esposa.

Marie se casó con Pierre ARRIBERE BELLOCQ y tuvieron dos hijos, Marie Louise y Henry ARRIBERE BELLOCQ. Cuando ellos eran muy pequeños (1 y 4 años) su padre falleció. No he podido saber qué pasó con su madre, si volvió a casarse, qué hizo de su vida ni donde falleció.

Ambos hijos se casaron en Dognen y se trasladaron luego a Geüs d’Oloron donde tuvieron numerosos hijos.

GEUS d’OLORON

Un hijo de Henry ARRIBERE BELLOCQ murió por Francia en la segunda guerra mundial y de sus otros hijos no he encontrado descendencia.

Marie Louise ARRIBERE BELLOCQ se casó con Jean Baptiste POEY y tuvieron 9 hijos. Con un nieto de ellos, René POEY (hijo de Jean POEY y Marie Madelaine CASADABAN), pude encontrarme en una visita reciente. Vive con su esposa en Geus y nos recibieron muy amablemente. Nos contaron sobre los hermanos de

René y sus descendientes y nos mostraron fotos de sus padres.

Jean POEY y Me Madelaine CASADABAN

René POEY y Marie José COURNET

Queda pendiente un contacto con uno de sus hijos que se interesa en los temas de la genealogía de su familia.

Mi esposo Alejandro con René POEY

EL MOLINO HIAY (Vielleségure)

Jean Baptiste LACOSTE se casó con Marie CAMPAGNETTE y tuvieron 8 hijos, mientras él ejercía el oficio de molinero en el Molino de Hiay, en Villesegure. De los cinco hijos que sobrevivieron varios de ellos habrían partido a América. No es fácil encontrar información sobre su paradero.

Uno de ellos, Jean Louis LACOSTE, se casó en Bordeaux con Marie Louise SAUCES. Queda trabajo para encontrar su eventual descendencia. En el registro de su casamiento sus padres figuran como « ausentes sin aviso”. Habría roto relación con sus padres? Era difícil trasladarse a la gran ciudad en aquella época? No, para ese entonces sus padres también habían emigrado a Argentina y están presentes en el casamiento de su hija Maria, también en la ciudad de Azul. Me queda por encontrar los rastros de Jean, Pierre y Anne.

Muchas preguntas surgen y debemos imaginar las respuestas.

Sus padres, Jean LACOSTE y Marie VIGNAU vivían con ellos al momento de su muerte.

Pude visitar recientemente el molino, en estado de total abandono y con el techo caído desde hace seis meses aproximadamente.

La pila bautismal

AZUL, Provincia de Buenos Aires, ARGENTINA.

La primer noticia que tenemos de mi tatarabuelo LUIS LACOSTE es su casamiento en la ciudad de Azul, con Marie COURTEZ, nacida en Sarpourenx en 1839, hija natural de Marie COURTEZ.

Louis se conocía con Marie Courtez desde antes de viajar a Argentina? Sus pueblos de origen quedan a 24 kilómetros de distancia, pero cuando él tomó el barco ella tenía solo 13 años….

En Azul, nacieron siete hijos, el segundo de los cuales fue bautizado como PIERRE LACOSTE, toda su vida se lo llamó ALBERTO y sus nietos lo conocieron como JULIO. (Vaya uno a poder interpretar este embrollo).

Dos de sus hermanas también se casaron con franceses como era la costumbre en esa época (AUBRY, RIVIERE).

Alberto LACOSTE (vamos a llamarlo así), se casó con Albina BONORINO y tuvieron cinco hijos, mi abuelo ORLANDO EUGENIO LACOSTE, entre otros. Luego de fallecida Albina (que según dicen murió joven disgustada por la pérdida de varios hijos), se casó con su hermana Eulina BONORINO y tuvieron otro hijo.

Orlando Eugenio LACOSTE se casó con mi abuela María Elena HERRAN (también con ascendencia francesa). Si bien se conocieron en Buenos Aires, él se instaló como médico en la ciudad de Las Flores y allí tuvieron cinco hijos. Mi madre, Graciela Elena LACOSTE, es su cuarte hija. Y con todos mis primos formamos un clan de 30, ya que todos sus hermanos fueron generosos en su descendencia.

CONCLUSION

No puede haber conclusión alguna porque la búsqueda nunca termina. Por eso no he subido un escalón más en mi ascendencia a pesar de contar con datos de los padres y los abuelos de Jean LACOSTE, porque cada etapa significaría duplicar la cantidad de descendientes que pudieran haber existido….y esto sería imposible. Al menos debería esperar a mi jubilación para poder hacerlo.

Y esto tomando en cuenta que tengo otros tres abuelos….

Este recorrido me ha dado muchas satisfacciones, he viajado en el tiempo y he imaginado épocas y paisajes que me eran desconocidos.

He conocido el Béarn, del que nunca había escuchado hablar, a pesar de la rica historia de muchos siglos que lleva consigo.

Ahora puedo decir que conozco algo de los paisajes porque los he visitado, pero las casas ya no son las mismas, el molino ya no mantiene su vida y las tumbas de mis ancestros fueron trasladadas a fosas comunes porque son muy antiguas. Solo me queda imaginar. Cómo vivían, como se entendían, la angustia cuando los hijos se iban a lugares tan lejanos de los que quizás nunca volverían. Qué pasó con Marie, jardinera, mujer viuda que quedó sola con dos hijos pequeños…

A pesar del paso del tiempo, fue increíble poder conversar con Pierre, el “sonneur de cloches” de Vielleségure, quien amablemente nos abrió la puerta de la Iglesia para que pueda visitarla y poder apreciar la pila bautismal en la que fueran bautizados mis parientes del molino.

Texte de María Zabaleta

Iglesia de Vielleségure

Le sonneur de cloches et Anna

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

*

Vous pouvez utiliser ces balises et attributs HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>